La ceja del Rey

Tan exquisito como innecesario

¡Fuerza y… error!

Deja un comentario

gladiator_2000_3

En esta entrada continuamos con la labor de desvelar y comentar los errores históricos que aparecen en algunas películas. La película elegida es: Gladiator de Ridley Scott. Antes de nada, he de reconocer que es una de mis películas favoritas además de tener una de las mejores bandas sonoras del género. Es inevitable que me quede embobado cuando la ponen en la televisión. El hecho de que sea una película trepidante y entretenidísima no quita que tenga varios errores históricos; ya sea por exigencias del guión o por puro y simple desconocimiento. Lo cortés no quita lo valiente.

Empezamos:

1. Contexto histórico: según el comienzo de la película, nos encontramos en el año 180 D.C, bajo el gobierno del emperador Marco Aurelio. Este emperador existió además es cierto que tuvo un hijo de nombre Cómodo que sentía una pasión desenfrenada por el circo y la lucha con las fieras. Las malas lenguas comentan que su verdadero padre era un gladiador. Hasta aquí llegaron las semejanzas. Marco Aurelio nunca pensó “devolver” el poder al Senado ni volver a la República. La verdad histórica es menos espectacular: un día antes de morir en Viena, mientras luchaba contra los germanos, presentó a Cómodo como nuevo emperador a las tropas y se volvió a la cama.

¿Murió Cómodo en la arena del Circo mientras luchaba contra un gladiador? Ni mucho menos. La muerte de este pendenciero, poco escrupuloso y vividor personaje fue más normal para un emperador: murió envenenado por su amante cristiana.

2. Estrategia militar: la batalla inicial en la Germanía es trepidante pero un despropósito desde el punto de vista de estrategia militar. No se entiende que realices un movimiento envolvente por la retaguardia con caballería en una zona boscosa pues sería fácilmente neutralizada. Tampoco es muy lógico que utilices catapultas y ballestas, cual artillería moderna, para atacar a los desprotegidos germanos. Estos instrumentos se utilizaban, en la mayoria de los casos, para tomar fortalezas y fortificaciones. Por último, ¡Menudo desastre de infantería romana! Todos los soldados romanos desperdigados por el campo de batalla. No tiene mucho sentido pues la ventaja de la legión romana frente a sus oponentes es su lucha compacta y solidaria; con compañeros de refresco cerca y filas muy cerradas. En fin, no sé cómo ganaron esa batalla.

3. A lo largo de la película nos venden la idea de un senado romano como garante de la libertad e intereses del pueblo de Roma. ¡Menuda barbaridad! El Senado sólo representaba los intereses de los patricios terratenientes y de algunos caballeros venidos a más. Si existía alguna institución romana que defendiera los derechos del pueblo era el tribuno de la plebe. Recordad que en Roma no existía la democracia sólo, en sus mejores épocas, un equilibrio de poder.

4. Disparates varios:

– Un senador, que aparece en el film, comenta que Roma fue fundada como una república ¿Dónde estudió historia ese culto senador? Roma antes de ser un república fue una monarquía.

– Al encontrar Máximo a su mujer e hijos muertos (¿spoiler?), los entierra. ¡Error! Era costumbre entre los romanos no cristianos incinerar a sus cadáveres.

– Atravesar casi todo el Imperio, de Germanía a Mérida, en dos días y con dos caballos. sin comentarios.

Fuentes: libro historia de Roma del gran Indro Montanelli.

Foto: fuente www.dbcovers.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s