La ceja del Rey

Tan exquisito como innecesario

¡Esparta te necesita!

Deja un comentario

300

¿Temes al incierto futuro que les espera a tus hijos? Tras los continuos recortes en educación y en sanidad no es para menos. No te preocupes, tus descendientes siempre tendrán un futuro asegurado como uno de nuestros hoplitas espartanos, el mejor soldado de su tiempo. Los futuros guerreros espartanos recibirán una educación basadas en los principios de la nobleza, la austeridad y la rigurosidad.

Antes de nada, será necesario explicar nuestro sacrificado pero glorioso origen. Los auténticos espartanos somos descendientes de los primigenios dorios que llegaron a esta dura tierra, Laconia, sobre el 1.100 A.C. Al llegar a este territorio, mis antepasados se encontraron con una tierra agreste, seca y un clima endemoniado además de unos primitivos grupos indígenas. Así, ante un territorio muy hostil y rodeado de enemigos, elegimos la única vía razonable: la supervivencia. Sometimos a los indígenas, convirtiéndolos en esclavos o ilotas, que se encargarían de cultivar la tierra. Nosotros seríamos una fuerza militar única con el fin de defender a Esparta de la posible sublevación de los ilotas y de las traicioneras ciudades griegas de alrededor.

En primer lugar, sólo admitimos a los niños varones que no tienen ningún tipo de defecto físico o psíquico. Al resto de los vástagos de la ciudad los arrojamos desde lo alto del monte Taigeto. La ciudad de Esparta no se puede permitir mantener a individuos que no sean capaces defender a la ciudad de sus numerosos enemigos.

Hasta los siete años, vuestros niños serán libres de corretear por las calles de Esparta y de jugar. Pero a partir de esa edad, el niño nos pertenece. Tu hijo tendrá el honor de ser entrenado para convertirse en un auténtico hoplita o soldado espartano. Así, el entrenamiento dura hasta la edad de 20 años. Pero antes de ser considerado un auténtico soladado deberá pasar una prueba: cazar a un ilota. Soltamos a unos cuantos esclavos y aquellos muchachos que den caza y maten a uno de ellos, entrarán a formar parte del ejercito espartano. !Cómo se lo pasan los chavales en esta cacería humana!

El servicio en la milicia dura 40 años. Formando parte del ejercito espartano vuestros niños tendrán la oportunidad de conoces nuevos lugares y a gentes de varias procedencias; otro cosa es que la mayoría acaben descuartizadas. Una vez que el soldado llegue a los 60 años es desmovilizado y puede entrar a formara parte del Senado, ser magistrado de una institución pública o futuro maestro de armas. No os voy a engañar: pocos llegan a esa edad. Nuestra ciudad es muy exigente con sus habitantes.

En cuanto al entrenamiento, podemos decir que sólo existe una palabra para definirlo: jodido.

Los alumnos vivirán en colectividad: dormirán, comerán y entrenerán siempre en grupo. El objetivo es crear lazos de sangre ente los futuros soldados espartanos. Agradecerás, en el futuro, que su hijo esté luchando cerca de un hermano de sangre. Al final del período de preparación un espartano siempre le debe algo a otro.

La alimentación proporcionada será claramente insuficiente. El alumno deberá tener la suficiente austicia e inteligencia para proveerse de alimentos suplementarios. Además, el muchacho debe evitar que el profesor le sorprenda robando pues, en caso contrario, será sometido a un duro castigo. Tuvimos un alumno que al ser pillado robando un zorro, se lo metió en la túnica y estuvo dispuesto a que este “dulce” animal se comiera su estomago antes de confesar su falta.

El programa de estudio es bastante sencillo: enseñamos el uso de las armas (espada, lanza y escudo), algo de estrategia militar y un poco de letras, lo justo para evitar que un ateniense afeminado le engañe.

Casi se me olvida, nada de este completo entrenamiento te costará un euro.

¿Estás interesado?

Fuente: pasajes de la historia de Juan Antonio Cebrián.

Foto: escena de la película 300. Filmaffinity.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s