La ceja del Rey

Tan exquisito como innecesario

La campana de Huesca

3 comentarios

Aprovechando mi estancia por las tierras del Alto Aragón, os voy a contar una historia que me causó una fuerte impresión. Supe de la misma al observar el cuadro, que aparece en esta entrada, en el Museo Arqueológico Provincial de Huesca.

Entre mis grandes lagunas de conocimiento histórico se encuentra todo lo relacionado con la Edad Media. Reconozco que tengo grandes prejuicios frente a esta época histórica. Manía promovida por su identificación con una edad oscura en todos sus aspectos como contraposición a la brillante y reluciente época anterior, la Edad Antigua. En un alarde de inusitada sinceridad, creo que el principal motivo de este hecho es simple y puro desconocimiento. Con el paso del tiempo y mientras mis lecturas se completan con libros históricos, este prejuicio va disminuyendo y, cada vez más, considero esta época como fascinante y, por encima de todo, transcendental.

Nos ponemos en contexto. Nos encontramos en el siglo XII en la Corona de Aragón bajo el reinado de Ramiro II, el rey monje. El apodo lo recibe pues debe coronarse, tras la muerte de su hermano Alfonso I sin dejar descendencia, tras dejar su carrera eclesiástica. Es una Corona de Aragón aún lejos de su años de esplendor, como dominadora del mar Mediterráneo. Se trata de un reino con escaso territorio que señorear, el poder musulmán está lejos de desaparecer, y con una nobleza que cuestiona la legitimidad y la autoridad del nuevo monarca tras el desastroso testamento del anterior rey: legó los territorios a diferentes ordenes monásticas.

Ante esta perspectiva, el monarca Ramiro II no vio otra solución que buscar consejo a su anterior maestro: el abad de San Ponce de Tomeras. Así, el mensajero fue llevado ante el huerto de la abadía donde el abad corto aquellas coles que sobresalían más del resto. Tras este enigmático gesto, el abad ordenó al mensajero que trasmitiría al rey de Aragón lo que había visto. Transmitido el mensaje, el monarca “la cogió al vuelo”. Así, Ramiro II hizo llamar a los doce nobles más desobedientes con la excusa de enseñarle una nueva campana en la ciudad de Huesca y les cortó las cabezas a cada uno de ellos (podéis contar las cabezas cortadas que aparecen en el cuadro) tras lo cual coloco las mismas en círculo dejando una en el centro cual badajo de una campana (¿alguien ha pensado en Dexter?). El siguiente paso fue llamar al resto de los nobles vivos presentes en Huesca para enseñarle una campana que se escucharía en todo el mundo. Ante este macabro panorama, los nobles captaron la idea.

Ahora, la gran pregunta es si esta historia sucedió en realidad o sólo es una leyenda más. Admitamos que es un poco sospechoso su semejanza con otras historias proveniente de fuentes clásicas. Por otra parte, también existen testimonios escritos de cronistas árabes de la época que mencionan la muerte de ciertas “potestades” en la ciudad de Huesca sobre la época mencionada. También existe una tercera vía: ciertos nobles díscolos fueron asesinados por desobedecer al monarca, pongamos que por no respetar una tregua con los musulmanes de la otra frontera, y después el cronista pelota de turno “adorna” la historia con el objeto de resaltar la dureza de un rey proveniente de la carrera eclesiástica.

Foto: La campana de Huesca por José Casado del Alisal, situada en el Museo Arqueológico Provincial de Huesca.

Anuncios

3 pensamientos en “La campana de Huesca

  1. Muy buena la entrada. Ciertamente que la Edad Media es un tiempo fascinante. Saludos!!

  2. Me recuerda a la historia del Velludo de Cataluña que dio lugar a la senyera….de hecho! ahí tienes un tema para esta época que la verdad yo también, más allá de Ken Follet, poco conozco!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s